.

martes, 19 de enero de 2010

EMILY





Ese campo era el mas alejado que había en toda esa zona, estaba en la parte este del camino principal, y la chacra que le pertenecía a Emily era la mas bella.

Solo ahí el sol salía por detrás del bosquecito haciendo que los rayos del sol parecieran hilos de oro que caían sobre el caminito donde estaban los duraznos en flor, los pájaron se oían como coro celestial por las mañanas y hacían que despertar ahi fuera realmente una maravilla.

En el costado de la vieja casona estaba la quinta formada, por prolijas hileras de lechugas, zanahorias, cebollas, tomates, repollos y todo en su perímetro la custodiaban abundantes canteros de plantas arómaticas, que hacían al caminar por ahi, que uno se embriagase de los mas diferentes y perfumados aromas.

Detrás de la quinta llegando al límite del campo corría travieso un arroyito, era una pequeña corriente de agua que venía de campos arriba y se deslizaba temperamental según pasara por piedras, saltos o cascaditas que formaban el camino, su sonido era relajante, suave e invitaba a sentarse a su costado y cerrar los ojos.

Aquella mañana, mientras el sol terminaba de asomarse por sobre el bosquecito iluminando de lleno el campo, Emily se encontraba en la quinta con una canasta en sus brazos, donde hasta hacía un rato había estado cosechando cebollas tempranas, pero en ese momento ella se encontraba con la mirada absorta en el horizonte, con el sombrero caido sobre su espalda y un ramillete de cebollas en la otra mano.

Quien la mirara se daba cuenta enseguida lo bella que era y si bien ella lo sabía, jamás había sido presumida, por el contrario, era querida por todos quienes la conocían.
Su cabellera era rubia, ondulada y larga cayendo suelta generalmente en su espalda, sus ojos azules eran mas oscuros o claros según el tiempo y estaban enmarcados por oscuras y abundantes pestañas que hacían de su mirada algo que muchos se disputaban por conseguir.
Su piel dorada lo era aún mas cada verano en el que ella no se ocultaba del sol y lo disfrutaba despreocupada.
Siempre usaba hermosos vestidos con volados, frunces, y alegres estampados que realzaban su figura alta y esbelta

Así hubiera seguido soñando despierta, de no ser por el ruido repentino del galope de un caballo que evidentemente se acercaba rápidamente, Emily salió de su sueño bruscamente y giró hacia el camino de entrada viendo llegar en instantes a la puerta de la quinta a ese muchacho que tanto amaba, inmediatamente una sonrisa enorme se dibujó en su cara y salió corriendo a su encuentro abandonando en el suelo canasta y cebollas ...

- Thomas!, que alegría tan grande verte! - todo esto lo dijo mientras se echaba en sus brazos besándolo y acaricienado su castaño cabello enrulado y besando su cara sonriente con repetidos besos.

- Emily!, mi hermosa y tierna hermanita!, déjame respirar por favor y ver el milagro que hace el sol en ti cada verano, realmente eres un rayo salido de él! - dijo Thomas mientras admiraba a su avergonzada hermana que reía presumida.

- Ya basta! - dijo mientras echaba su rubia cabeza hacia atrás en un gesto entre desafiante y divertido - no puedo creer que ya estés aquí conmigo finalmente!, creí que moriría de angustia si tenía que esperar un día mas, sabes que odio esperar!

- Si, claro, bien que lo sé, pero aquí estoy todo un mes completo para que estemos juntos y disfrutemos de todo lo que nos depare este verano.

Dicho esto, ambos hermanos se fueron caminando tranquilos hacia la casa que los había visto crecer a ambos y en los que cada verano los habiá visto jugar y transformarse poco a poco en alegres jovencitos, con grandes aspiraciones para sus jovenes vidas.

Esa tarde Emily se encontraba frente a la ventana del living con una taza de té en la mano, mirando distraida como dos ardillas corrían de rama en rama en el gran roble que tenían frente a la casa, corrían como enloquecidas saltando y corriéndose.

- Qué es lo que esperas Emily ? escuchó a sus espaldas repentinamente

- Dios, vas a matarme de un susto Thomas si sigues apareciendo asi! - dijo ella girando hacia su hermano, que recién se levantaba de una larga y reparadora siesta, luego del largo viaje que había hecho para llegar.

- No me contestaste - dijo él tranquilamente, mientras miraba fijamente a su hermana, sabiendo que esto ponía molesta a Emily.

- No estoy esperando nada, solo miro a las ardillas jugar - dijo ella con un gesto molesto de su boca y yendo hacia la mesita junto a la ventana, donde estaba la bandeja con el té preparado y las masas que había horneado hacia rato y que a él tanto le gustaban - te sirvo el té ? - preguntó dando la espalda a su hermano y ocultando asi su cara.

- Si, claro, tengo hambre, pero no te creo - dijo Thomas acercándose a la bandeja y robando dos masas las cuales se metió en la boca de una sola vez.

- Thom!, que forma de comer es esa!, por favor!, a veces pienso que vienes de la cárcel y no de la Universidad - dijo ella pegándole un suave golpe en las manos que igualmente ya habían cometido la vil acción - siéntate y déjame que te sirva el té de manera decente.

El se sentó y la observó callado mientras ella servía el té de manera prolija y detallada poniendo las masas en un platito junto a la taza.
Cuando estuvo listo para tomarlo ella se sentó frente a él y no tuvo mas pretexto para no mirarlo a los ojos.

- Ya está ? dijo él divertido, sabiendo que ella estaba tan incómoda, como él disfrutando su incomodidad.

- Qué quieres Thom?, no empieces a ponerte molesto, por favor - dijo Emily mordiendo una masa de manera nerviosa y poco común en ella.

- Solo quiero saber si aún sigues esperando? - dijo Thomas poniéndose serio realmente

- No se a que te refieres - contestó ella haciendo que la charla se pusiera mas difícil aún

Thomas se reclinó hacia atrás en su silla y sin dejar de comer le dijo - No entiendo como puedes ser tan paciente con algo que no sabés si va a pasar, sabes bien que no es seguro que vuelva, lo sabes! - dijo repentinamente inquieto.

- Yo se que va a volver!, lo sé! - dijo Emily poniéndose de pie furiosa con los ojos encendidos.

- No lo sabes!, solo quieres aferrarte a la idea de que asi va a ser, pero no tienes absolutamente ninguna seguridad!, y sabes que tengo razón - dijo Thomas parado tambien frente a ella

Emily lo miró furiosa pero lágrimas incontrolables caían por sus mejillas y lo único que hizo fue bajar la cabeza y callar.
Thomas en un instante se acercó a ella y la abrazó en silencio, secando sus mejillas como cuando era pequeña y se lastimaba y acudía a él de la misma manera.
A pesar de los años era su pequeña hermanita Emily y odiaba la idea de que no fuera feliz, y que de alguna manera el mismo no pudiera solucionarlo, eso, era justamente lo que le generaba mas impotencia aún.

- Solo quiero que sigas adelante con tu vida - le dijo suave mientras continuaba secando sus mejillas.

Emily levantó su mirada y mirándolo fijo a los ojos le dijo:

- Sabes que ya no puedo, aunque quiera ...

Continuará ...

12 comentarios:

Martin dijo...

Me encantó el paisaje!!!! de verdad que he soñado con un lugar así mas de una vez, mas de 10 veces!

La historia me gustó, quiero seguirla!

Saludos!

carlos dijo...

muy buena historia bello el paisaje me encanta tu blog las cosas que escribes un gran beso amiga

Juan Carlos dijo...

Desde ese campo, donde el sol teje hilos de oro detrás del bosquecito, donde habitan duraznos en flor, y un coro celestial hace que despertar sea maravilloso. Desde ese lugar, nacen estas preguntas:
¿A quién espera la bella Emily?
¿Quién entristece su corazón?
¿Por qué tan segura de su retorno?
¿Por qué Thomas desconfía que vuelva?
¿Por qué se fue, el que se fue?
¿Por qué sin él su vida ya no es la misma?
¿Por qué me haces esto Marina?
¿Por qué me dejas con la miel en los labios y el corazón en la boca?
¿Por qué me dejas en suspenso?
Este comentario… continuará

Marina dijo...

MARTIN Yo también soñé con lugares así muchisimas veces cuando era chica, y a veces ahora tambien, aunque donde vivo podría decirse que es bastante parecido en algunas cosas, no puedo quejarme demasiado.
Va a seguir la hisotria, va a seguir ...
Besos Martín, gracias!.

CARLOS Gracias amigo, besote para vos!

JUAN CARLOS ...
Desde ese lugar tan bello te digo mi querido amigo, que quien espera la bella Emily, capaz vuelva en algún momento,y asi su corazón ría, su seguridad proviene de su amor que es lo que la sostiene.
Thomas desconfía porque simplemente es su hermano, el que se haya ido es motivo de la vida misma que a veces no se entiende, y su vida no es la misma, por el desgarro que significa tener un vacío en el alma.
En cuanto al suspenso, no te preocupes amigo, pronto iré deshilando las cuentas de esta historia para que la disfrutes y me comentes tu parecer.
Beso con aroma a manzano en flor.

Carugo dijo...

Ahhh, nooooo, no se lo voy a permitir!
Para novelas en capítulos miro Valientes...
Escúcheme, exijo que me diga si va a volver o no.
Soy muy ansioso y no puedo esperar más.
Además, verla sufrir a la pobre Emily me parte el corazón.
Le mando un beso enorme desde la costa atlántica.

Fabiana dijo...

Pero!!??
Vuelve o no vuelve!!?? :S

AAAAAHH NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!
A MÍ NO ME PODÉS DEJAR CON LA DUDA!!!!
SABÉLO!! :P

Me eeeeeencantó nena linda!!! :D
Quedo a la espera de la segunda parte,ando medio perdida(ya te contaré), pero ni por casualidá me pierdo el próximo capítulo!!!

Besotes EEEEEENORMESSSSSS AMIGAAAAA!!!♥♥♥♥














Y YO TE QUIERO MASSSSSSSSSSS!!!
JAJAJAJAJJAJAJAJAJAAAA!!!!

Laura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Laura dijo...

sorry, yo borre el comentario, no me gustaba parte de la redacción, pero aquí va de nuevo

que linda historia!!!, tenías razón en lo que me dijiste salvo por un detalle. A ver, es cierto que no es el estilo que te conozco pero no es cierto que no me haya gustado, al contrario y también me gusta esto de "continuará"

nena, Emily tiene tanto de alguien a quien conozco!!, salvo el color del pelo y los aros, te diría que es casi casi igual, no?

bueno ponete pilas para seguir, eh? no me dejes una semana esperando, dale, daleeeeeee

un beso enorme nena

Marina dijo...

CARU JAJJAJAJAJAJAJAJAJ Diosssssss, como me reí con su comentario !!, ahoraaaaaaa ... compararme con Valientesssssss, pero por favorrrrrrrr ...
Si quiere saber si va a " volver " va a tener que venir a leerme si ??
Y no tema por Emily, las mujeres somos mas fuertes, de lo que piensan.
Oiga ... me trae caracoles ????????
Besote.

FA NENAAAAAAA! en serio, ahora la perdida sos vos!, no hagas que te busque c la ceja levantada ok ??, haceme el favor de aparecer queres!
Pero Diossssssss... esperennnn, ya van a ver si vuelve o no :P ...
Te quiero AMIGA, y no te digo cuanto porque si no me ganas :P
Mi abrazote y besote mas grande para vos si??

LAU a ver ... mi Sra perfeccionista que me borra los coments :P para mi no tienen q estar perfectos ok ??, yo te entiendo igual ya sabessssss ...
Viste que este estilo, no me lo conocías ?, yo sabía que te iba a sorprender, pero me alegro que te haya gustado igual, y en relación a Emily, shhhhhhhhhhh ( Lau dixit )
Emily va a superar cualquier realidad.
Y dejá de analizar querés, Diossss, ya estás igual a ... mejor me callo si ? :P
Besote enorme linda.

El viento a contramano dijo...

me quedé pensando quien ocuparía el corazón de Emily?? a quien esperaría tan paciente y resignada? no sé, a veces pienso que la espera resulta siempre infructuosa y que uno tiene que salirse de ella para no sufrir, como Emily... yo a Emily, le hubiera dicho lo mismo que Thomas.

Un beso, Marina... muy linda la historia y muy bien ambientada... esto hace que quien la lee, se imagine el lugar, y se sienta una espectador de lujo.

¡Hasta pronto!

Marina dijo...

VIENTO Bueno, veo que la espectativa es general, y me alegro que asi sea.
La frase dice que el que espera desespera no ?, a veces es asi, pero creo que Emily no lo ve de la misma manera ... ya veremos.
Gracias por las lindas palabras y me alegro le gustara la historia.
Besos Viento.

Crenadolandia dijo...

Por fin alguien escribe algo, con mi nombre y me agrada. Estas en mis listas de Blogs favoritos simplemente por este escrito...